sábado, 14 de septiembre de 2013

He dejado de amar lo inefable
en la infinita tentación de amarme
bajo el orden perfecto y armonioso
de esperar un relámpago
o al menos
alguna gloria que no sea oscura.

Graciela González Paz en Lisboa antigua (CATáLOGOS, 2013).

No hay comentarios:

Publicar un comentario